Esta sentencia evidencia el peligro que suponen las empresas que ofrecen disposiciones de dinero de forma rápida y telefónica, convirtiendo una simple solicitud de crédito en un calvario judicial, dado los intereses abusivos y usurarios, que se aplican. Ante esta situaciones, os animamos a luchar contra el «goliat»

que representan las empresas de crédito que ofrecen dinero rápido y de forma engañosa. Esta sentencia confirma que no siempre vence una gran empresa. El consumidor tiene unos derechos y conocerlos supone evitar serios perjuicios, como el embargo de tu casa  o tu nomina.

VER SENTENCIA

 

Comparte en la red
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
error: Content is protected !!